empresa

¿Necesito una página si tengo redes sociales?

Esta es una pregunta bastante común a la cual estamos constantemente respondiendo, por lo cual, queremos aclarar todas las dudas cuando nos referimos a la presencia en Internet. ¿Necesito una página web? ¿Qué beneficios puede traer? La verdad, para hacer una primera respuesta vagamente, tanto una página web como las redes sociales son importantes y ninguna sustituye la otra.

Uno de los errores que veo en las estrategias digitales de Marketing es sólo estar presente en las Redes Sociales. Existe una serie de clientes que nos dicen: «Sólo queremos estar en Facebook, no necesitamos nada en nuestra página web, está bien como está«. Esta percepción es por el auge que han tenido las Redes Sociales con sus estadísticas impresionantes en materiales virales, el número de usuarios y las cantidades billonarias en las que se compran y venden las empresas y sus acciones.

Pero no todo es tan bueno con ellas, puesto que muchas veces tenemos necesidades puntuales o queremos medir y automatizar procesos de venta para poder generar un mayor impacto en las personas que podemos alcanzar como posibles clientes.

¿Necesito una página web?

Es cierto que no todas las empresas necesitan una página web. En todos los casos no es necesario, pero depende de las categorías y objetivos de cada uno de ellas.

Normalmente, cuando solo planeas vender por WhatsApp a clientes locales o de tu sector, sería mejor enfocarte en redes sociales, pero cuando planeas generar una expansión que pueda abarcar más terreno en tu ciudad, o incluso, poder conectar con otros mercados, es mejor tener una página web propia donde se tenga control total del contenido.

Con varios clientes nos hemos dado cuenta que el mayor problema de las redes sociales es que el contenido, técnicamente, no es tuyo, pues todo lo que publicas -en la mayoría de casos- debe acoplarse con las políticas de la red social a la cual estás publicando.

Además, tener una página web no limita a no tener redes sociales. Lo ideal siempre es combinar ambas para generar un mayor alcance como marca y con buenas estrategias de incrementar la cantidad de conversiones finales.

¿Cuáles son sus diferencias?

Como mencionaba anteriormente, es mejor tener presencia en ambas -dependiendo de los objetivos- para así lograr tener un mayor impacto sobre los potenciales clientes, pero esto te lo quisiera detallar con lo siguiente:

  • Lo que publicas en las Redes Sociales estará disponible dentro de esa red y al ser un sitio tan concurrido este pronto pasará al olvido pero si publicas en el blog de tu Sitio Web estará disponible en los resultados de búsqueda de Google.
  • Con las Redes Sociales puedes tener mayor interacción y contacto con los usuarios; con el Sitio Web podrás convertir esos usuarios en potenciales clientes.
  • Con el Sitio web puedes dar a conocer la información del servicio o producto de tu empresa, dando así credibilidad y confianza… mientras que con las redes sociales podrás dar mayor difusión a tu información.
  • En las Redes Sociales puedes publicar contenido pero debes seguir ciertas reglas; con tu Sitio Web tendrás todo el control sobre tu página y tu contenido.
Tanto las redes sociales como tu propia página web son indispensables para tu empresa con una correcta aplicación de estrategias.

Como ves ambas son indispensables, y su real beneficio vendrá de la correcta aplicación de estrategias, planificación y uso de estas herramientas.

Incluso, dentro de tu propio sitio web podrás implementar muchos métodos de pago que pueden ayudar a que tu empresa crezca alcanzando clientes que antes tenían esa limitación al no contar con muchas opciones.

Como bien lo menciona RD Station en su artículo: «Por qué tu empresa necesita de un sitio web para sobrevivir en el mercado». Las empresas no deberían aplazar tanto su proceso de migrar a entornos digitales propios donde puedan tener un control total y logren generar un impacto diferente sobre sus clientes y prospectos.

¿Sabías qué…?

Todo lo que publicas en Facebook en teoría le pertenece a Facebook. Claro está si es la primera ves que lo publicas. Si lo has publicado antes en otros lados llevas las de ganar con esta regla. Así que si sólo publicas en Facebook y algún día quieres recuperar tu material y publicarlo en otros lados, cabe la posibilidad de que legalmente no lo puedas hacer. Imagina todo el esfuerzo que es generar contenidos para regalárselo a otros.

Todo lo que construyen alrededor de su cuenta en Twitter (“followers”) y Fan Pages de Facebook (“me gusta”) NO pertenece a su cliente, pertenece a las redes sociales. La información que publican en redes sociales es suya, pero también “pertenece” a las redes sociales, pues al aceptar crear una cuenta en ellas, están otorgándoles una licencia amplísima para usar la información como ellos quieran y cuando ellos quieran.

Conclusiones

Necesito una página si quiero ampliar mis estrategias de crecimiento podría ser la lección final. Recuerda que hay muchas empresas compitiendo por un lugar allí fuera por lo cual es importante construir una buena imagen de marca respaldada de mucha confianza.

¿Haz tenido página web alguna vez? ¿Tuviste una mala experiencia? Cuéntanos en los comentarios cuál ha sido tu proceso con respecto a esto.